Los precios del oro retrocedieron el lunes, ante una mejoría del apetito por el riesgo después de que China realizó nuevos esfuerzos para limitar el impacto económico del brote de coronavirus.

El metal precioso al contado cayó 0.23%, a 1,580.70 dólares la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos bajaron 0.08%, a 1,581.4 dólares por onza. Los volúmenes de operaciones fueron más bajos de lo habitual debido a un feriado en Estados Unidos.

Más temprano, el lingote cotizó cerca del máximo de dos semanas, de 1,584.65 dólares que tocó el viernes, pero recortó su alza ante el avance de las bolsas globales y después de que el banco central de China redujo las tasas de interés de sus préstamos a mediano plazo, en un intento por suavizar el golpe económico debido al coronavirus.

A comienzos de mes, el banco central chino informó que inyectaría 1.2 billones de yuanes (unos 174,000 millones de dólares) de liquidez en los mercados a través de operaciones de acuerdos de recompra inversa.

El Índice Dólar operó cerca del techo de cuatro meses que alcanzó en la sesión anterior, encareciendo el oro para los tenedores de otras divisas.