El oro cayó este jueves, debido a que las esperanzas de que Grecia evite el impago de su deuda afectaron el interés en el lingote como refugio seguro, aunque el metal anotó alzas por undécimo trimestre consecutivo en medio de la incertidumbre por la economía global.

El oro al contado cedió 0.7%, a 1,500.79 dólares la onza.

Los futuros de oro estadounidenses para agosto cerraron con pérdidas de 7.60 dólares, a 1,502.80 dólares, después de operar entre 1,500.30 y 1,514.80 dólares.

El oro puso fin a dos jornadas al alza pese a que el euro escaló contra el dólar después de que Grecia aprobó un plan de austeridad para asegurar ayuda financiera para Atenas.

David Meger, director de metales de Vision Financial Markets, dijo que las apuestas de refugio seguro en el oro disminuyeron al tiempo que Grecia parecía evitar la inminente bancarrota.

El metal precioso ha perdido casi 4% en las últimas seis jornadas.

El lingote tuvo el mejor desempeño trimestral en el complejo de metales, pues la persistente incertidumbre económica alentó a inversionistas a recurrir a la seguridad.

El oro anotó un alza trimestral de casi 5 por ciento.

La plata perdió 0.5%, a 34.59 dólares la onza, anotando una baja trimestral de casi 7.5 por ciento.

La habilidad del oro de escalar más en medio de la debilidad del dólar podría ser una señal de advertencia para el tercer trimestre, dijeron analistas.

El dólar perdió 0.5% contra una cesta de importantes monedas y fue presionado por las expectativas de que las tasas de interés en la zona euro subirán de nuevo la próxima semana.

El atractivo del oro como refugio seguro se mantendría como consecuencia de la crisis de deuda de Grecia, pero los precios estarían atrapados dentro de un rango en el corto plazo ante la falta de interés especulativo.

El paladio subió 1.4%, a 756.75 dólares.

El platino perdió 0.1%, a 1,723 dólares la onza.