Los precios del oro cayeron el miércoles cerca de sus mínimos desde mediados de octubre después de que la Reserva Federal anunció su plan para reducir el estímulo inducido por la pandemia, una decisión muy esperada por el mercado.

La Reserva Federal de los Estados Unidos dijo que empezará a recortar sus compras mensuales de bonos en noviembre con planes de terminarlas en 2022, pero mantuvo su opinión de que la alta inflación será "transitoria" y probablemente no requerirá de una rápida subida de las tasas de interés en el corto plazo.

El oro al contado bajó 0.9% a 1,770.61 dólares la onza tras tocar los 1,757.63 dólares, un piso desde el 13 de octubre. En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre cedieron 1.4% a 1,763.90 dólares la onza.

La política monetaria ultra laxa de la Fed ha ayudado a impulsar el oro considerablemente desde la crisis financiera de finales de la década de 2000, con tasas de interés bajas que reducen el costo de oportunidad de mantener activos como el lingote y mientras el temor a la inflación aviva la demanda para cobertura.

Los participantes del mercado también esperan una reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra el jueves, después de que datos sugirieron que es poco probable que el desempleo aumente drásticamente, lo que refuerza los argumentos a favor de un alza de tasas.

En tanto, la plata al contado cayó 0.4% a 23.43 dólares la onza y el platino cedió 0.7% a 1,030.94 dólares la onza, mientras que el paladio perdió 0.6% a 1,999.77 dólares la onza.