El oro caía este jueves, encabezado por un descenso del valor del lingote en euros, luego de que la moneda única europea fue presionada de forma repentina, pero se esperaba que la preocupación por la crisis de deuda siga apoyando el precio de los metales preciosos.

El euro bajaba desde máximos de jornada por comentarios del jefe de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, quien dijo que en caso de que el FMI no desembolse el próximo tramo de ayuda para Grecia habrá presión para que lo hagan los países europeos reticentes.

Si bien el euro cedía en momentos en que se desvanecían las opciones de Europa para evitar un incumplimiento de pagos de Grecia, el fortalecimiento del dólar que siguió presionaba a los precios del oro.

El oro al contado perdía 0.4%, a 1,517.84 dólares la onza, tras cotizar en 1,532.00 dólares el miércoles, su mayor nivel desde el 4 de mayo.

Analistas dijeron, sin embargo, que la tendencia alcista que comenzó a principios de mes seguía intacta.

"La inclinación del mercado hacia el oro se ha vuelto más positiva en los últimos días", dijo la analista Anne-Laure Tremblay, de BNP Paribas. "Creo que los precios del oro tenderán al alza desde sus actuales niveles", agregó.

El oro en euros perdía casi 0.7% en la jornada, pero se mantenía cerca de un récord por encima de 1,088 euros la onza del miércoles.

La plata al contado cayó a un mínimo de 36.30 dólares la onza, antes de recuperarse a 37.02 dólares.

El platino cedía 0.5% a 1.769,74 dólares la onza.

El paladio subía 0.3 dólares a 747.47 dólares por onza.