El oro caía este martes desde niveles récord por encima de 1,570 dólares la onza el día previo, debido al avance del dólar y a que las compras de metal como refugio perdieron impulso tras la muerte del líder de la red Al Qaeda, Osama bin Laden.

La plata al contado también era presionada tras cotizar cerca de un mínimo de dos semanas de 42.58 dólares la onza el lunes, cuando anotó su mayor descenso diario en 29 meses.

El oro al contado estaba a 1,53.79 dólares la onza, tras marcar un récord de 1,575.79 dólares la onza el lunes y respecto a los 1,544.30 dólares de la víspera en Nueva York.

Los futuros de oro en la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York perdían 1.2%, a 1,538.50 dólares la onza.

"El dólar está más fuerte y el oro está demasiado forzado a estos niveles (...) hay algunas tomas de ganancias", dijo Walter de Wet, analista de Standard Bank.

El dólar se alejaba de sus mínimos de tres años este martes, al perder fuerza las apuestas sobre ventas basadas en la expansiva política monetaria de Estados Unidos, aunque el avance contra el euro era limitado por una buena demanda de la moneda común.

"Con la divergencia de la política monetaria en Estados Unidos y la zona euro, en particular, espero que el dólar se debilite más en el mediano plazo", dijo el analista Peter Fertig de Quantitative Commodity Research.

La muerte del líder de Al Qaeda aceleró la caída del oro al contado a un mínimo de sesión de 1,534.15 dólares desde un máximo histórico de 1,575.79 dólares el lunes, aunque Fertig dijo que el impacto del asesinato de bin Laden sería limitado.

El oro habría perdido cierto atractivo como refugio seguro tras la muerte de bin Laden, pero la tendencia alcista permanece intacta por los fundamentos del mercado, dijeron operadores y analistas.

La plata perdía 1.2%, a 43.36 dólares la onza.

El platino operaba estable a 1,855.74 dólares la onza.

El paladio ganaba 0.5%, a 774.00 dólares por onza.