El oro cayó cerca de 1% en una jornada agitada de miércoles y rompió una racha de cinco sesiones de ganancias, después de que el aumento de los precios al consumo de abril en Estados Unidos impulsó al dólar y a los rendimientos del Tesoro estadounidense, reduciendo el apetito por los lingotes.

El oro al contado cayó 0.8% a 1,822.91 dólares por onza, tras haber perdido hasta 1% en la sesión.

Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con una baja de 0.7% a 1,822.80 dólares.

"Las personas que comercian con el oro y la plata se encuentran un poco preocupadas porque quizás la inflación se está acelerando demasiado, y la Reserva Federal dijo que tiene herramientas para frenarla. Los operadores están preocupados por cuáles pueden ser esas herramientas", dijo Bob Haberkorn, estratega senior de Mercado de RJO Futures.