Londres- El precio del oro caía este lunes a menos de 1,650 dólares la onza acompañando el descenso de las bolsas y la firmeza del dólar, aunque se mantenía en un rango acotado, mientras los inversionistas se concentraban en las negociaciones presupuestarias en Estados Unidos y el programa de alivio monetario de la Reserva Federal.

Los funcionarios de la Fed están cada vez más preocupados por los potenciales riesgos del programa de compra de activos del banco central de Estados Unidos en los mercados financieros.

El alivio cuantitativo implementado por la Fed, que beneficia al oro, presiona sobre las tasas de interés a largo plazo y aviva temores inflacionarios, ha sido un impulsor clave del avance en los precios en los últimos años. Cualquier cambio en la política afectaría fuertemente los valores del oro.

El oro al contado cedía 0.6%, a 1,645.91 dólares la onza, mientras que los futuros de oro estadounidenses bajaban 0.2%, a 1,646.30 dólares.

Los precios al contado cayeron a su menor nivel desde fines de agosto el viernes después de que la última reunión de política monetaria de la Fed mostró que varios altos funcionarios esperan reducir o detener su más reciente programa de estímulo monetario "mucho antes" de fin de año.

Los valores se recuperaron después cuando se dio a conocer que la tasa de desempleo estadounidense permaneció elevada en diciembre, en 7.8%, para terminar la semana con leves cambios.

El oro retrocedió de nuevo este lunes debido a que algunos inversionistas recogieron ganancias en acciones y materias primas tras los avances de la semana pasada.

Pese a las tomas de ganancias en bolsas y petróleo, las señales de un alentador panorama de crecimiento económico global limitaban el descenso.

Respecto a otros metales preciosos, la plata bajaba 0.9%, a 29.95 dólares la onza. El platino cedía 0.2%, a 1,549.24 dólares la onza, y el paladio retrocedía 1.1%, a 675 dólares la onza.

ros