Los precios del oro cayeron hacia mínimos de un año ante un nuevo fortalecimiento del dólar, que encarecía el lingote para los tenedores de otras divisas, como las China e India, países que son consumidores claves del metal.

El oro al contado bajó 0.5%, a 1,224.67 dólares la onza, tras declinar el viernes a un mínimo de 1,211,08 dólares. Los futuros del oro en EU para entrega en agosto cerraron con una pérdida de 0.4% a 1,225.60 dólares la onza.

El precio del oro retrocedió 10% desde mediados de abril ante la presión de un dólar más fuerte.

Un áspero intercambio verbal entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario iraní, Hasan Rouhaní, apoyó un alza del oro, pero el avance duró poco.

Bancos y corredurías bajaron sus pronósticos para el lingote en el 2018 y el 2019, tras las fuertes pérdidas del segundo trimestre, pero esperan que el metal suba hacia 1,300 dólares la onza, mostró un sondeo de Reuters.

Un factor que podría ser positivo para el oro es un giro en el posicionamiento especulativo que muestra un crecimiento en las posiciones cortas en la Commodity Exchange.

Los precios del oro son protegidos por el apoyo técnico en torno a 1,200 a 1,220 dólares la onza, incluyendo el mínimo de 1,204.90 dólares de julio del 2017, el retroceso de Fibonacci de 50% desde la escalada del 2016 y el nivel psicológicamente significativo de 1,200 dólares.