El oro al contado ampliaba sus ganancias este viernes y marcaba un récord de más de 1,550 dólares la onza, impulsado por una caída del dólar y por preocupaciones inflacionarias.

El oro subía 1.1% a 1,551.72 dólares la onza, tras haber alcanzado un máximo histórico de 1,552.10 dólares.