El oro subía por segundo día consecutivo este miércoles por una mayor aversión al riesgo, debido a un retroceso de las acciones estadounidenses tras conocerse datos económicos pesimistas en ese país y ante la escalada de la crisis de deuda griega.

El oro al contado subía 0.5%, a 1,530.00 dólares la onza, tras recuperarse de un mínimo de jornada de 1,513.86 dólares más temprano.

Las acciones de Estados Unidos caían más de 0.5% en las primeras operaciones debido a que los inversores se deshacían de activos de riesgo después de que varios informes mostraron un inesperadamente rápido aumento en los precios al consumidor en mayo y un retroceso de la actividad regional en fabril.

En Grecia, decenas de miles de manifestantes acudieron al parlamento en una señal de creciente oposición a los intentos del Gobierno de aprobar nuevas medidas de austeridad, mientras que funcionarios europeos dijeron que un nuevo paquete de rescate podría retrasarse hasta el próximo mes.

Reflejando el descontento de los inversionistas por la crisis de deuda de la zona euro, la moneda única caía cerca de 1% frente al dólar, impulsando el valor del oro en euros en casi 1.5%, en su mayor ganancia diaria desde fines de mayo.

La tradicional correlación inversa entre el dólar y el oro se redujo este miércoles, pero los analistas sostienen que los sucesos macroeconómicos que afectan a los mercados cambiarios seguirán siendo el principal impulsor del precio del lingote.

La plata subía a 35.50 dólares la onza desde los 35.32 dólares del martes.

El platino bajaba 0.3%, a 1,784.49 dólares la onza.

El paladio perdía 0.7%, a 787.72 dólares la onza.