El oro mantenía modestas ganancias este viernes después de avanzar a máximos de dos días, debido al desplome del dólar tras un reporte mensual de empleos de Estados Unidos que mostró que la economía creó muchos menos puestos de lo esperado.

El oro al contado subió a un máximo de dos días de 1,546.39 dólares la onza troy, después cotizaba en 1,541.44 dólares, desde 1,532.55 dólares la onza al cierre del jueves en Nueva York.

El metal precioso tocó un máximo histórico de 1,575.79 dólares el 2 de mayo.

El oro cotizado en libras esterlinas tocó un máximo histórico de 946.79 libras (1,548 dólares) la onza debido a que la debilidad del dólar disparó una avalancha de compras del metal.

El euro subió este viernes a un máximo en un mes contra el dólar, después de que la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional dijeran que el próximo tramo de ayuda a Grecia debería liberarse para julio.

Estados Unidos creó en mayo la menor cantidad de empleos desde septiembre, mientras que la tasa de desempleo subió 9.1%, debido a que los altos precios de la energía y los efectos del terremoto de Japón frenaron la economía.

"Este es un dato amigable para el oro (...) En el peor de los casos, podríamos tener otra recesión en la economía estadounidense y posiblemente deflación, que también ayudaría al oro", dijo Robin Bhar, analista de Credit Agricole.

Inversionistas usan al oro como una cobertura contra la incertidumbre económica y política y las presiones inflacionarias. Usualmente se mueve en dirección opuesta al dólar.

La plata al contado estaba a 35.94 dólares la onza desde 36.17 dólares el jueves.

El platino subía a 1,810.49 dólares desde 1,809.60 dólares.

El paladio estaba a 778.22 dólares contra 767.05.