Los precios del oro subieron el jueves a un máximo de casi un mes, porque el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense y el dólar cayeron luego de que la Reserva Federal reiteró que las tasas de interés seguirán bajas.

El oro al contado ganó 1.11%, a 1,756.56 dólares la onza, tras haber alcanzado los 1,758.45 dólares en la sesión. Los futuros del oro en Estados Unidos terminaron con un alza de 1% a 1,758.2 dólares.

"El dólar y los rendimientos estadounidenses están bajando y ese es el catalizador clave en este momento una cifra de empleo bastante poco impresionante también está ayudando a impulsar el oro al alza", dijo Bob Haberkorn, estratega de Mercado Senior de RJO Futures.

"El hecho de que estemos por encima de los 1,750 dólares, que es un nivel técnico clave, muestra que el oro tiene más piernas para seguir subiendo", añadió.

El dólar cayó a un mínimo de más de dos semanas, mientras que los rendimientos del Tesoro de referencia retrocedieron, lo que hace que el oro sea más atractivo en comparación con inversiones alternativas como los bonos.

"El oro ha estado algo débil porque la gente ha sido muy optimista sobre la recuperación económica y las vacunas que resuelven la pandemia, y la Fed en cierto modo reforzó la opinión de que la pandemia no ha terminado", dijo Jeffrey Christian, socio gerente de CPM Group.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 1.4% a 25.60 dólares la onza, el paladio ganó 0.3% a 2,630.19 dólares y el platino avanzó 0.4% a 1,229.99 dólares.

Cobre al alza

Los precios del cobre subieron el jueves, ya que la preocupación por los suministros disponibles y la caída del dólar reforzaron el sentimiento alcista, pero el avance fue limitado por el alza de los inventarios, mientras el mercado esperaba la publicación esta semana de datos comerciales de China.

El metal rojo a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió 1% a 9,008 dólares la tonelada. Los precios del metal han bajado un 6% desde que en marzo llegaron a los 9.617 dólares, máximo de nueve años y medio.