Los precios del oro subieron el jueves a sus máximos en siete años, ya que un aumento en el número de casos de coronavirus en Corea del Sur generó temores sobre un impacto más amplio en la economía debido al brote.

El oro al contado ganó 0.44%, a 1,618.38 dólares la onza, tras alcanzar su mayor nivel desde febrero del 2013 de 1,623.45 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con un avance de 0.5%, a 1,620.50 dólares la onza.

“Ahora que el oro superó el nivel de 1,600 dólares más inversionistas y operadores tomarán posiciones”, dijo Michael Matousek, jefe de operaciones de US Global Investors.

“El coronavirus es un factor, definitivamente. Pero tenemos una serie de otras razones como bancos centrales manteniendo tasas (de interés) negativas, temas relacionados con aranceles con China y Europa”, agregó.

La epidemia ha interrumpido el crecimiento económico chino y un mayor contagio hacia otros países podría descarrilar una proyectada “altamente frágil” recuperación en la economía global en el 2020, advirtió el miércoles el Fondo Monetario Internacional.

Pese a que el número de casos de coronavirus se desaceleró en China, nuevas investigaciones sugieren que el virus es más contagioso de lo que se pensaba aumentaron los temores en los mercados.