Los precios del metal dorado cambiaron de tendencia tras el final de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed), que mantuvo estable su tasa de interés. de referencia.

Sus funcionarios descartan más alzas este año porque anticipan una desaceleración de la economía estadounidense.

El oro al contado ganó 0.7%, a 1,315.50 dólares por onza, tras subir hasta 1,315.61 dólares, un pico en casi tres semanas. En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos cayeron 0.4%, a 1,301.7 dólares.

La plata, por su parte, subió 1.1%, a 15.51 dólares la onza.

Marca récord histórico

El paladio alcanzó el miércoles un récord histórico debido a un prolongado déficit en el suministro, mientras que el oro revirtió su tendencia y subió después del anuncio de la Fed.

El paladio al contado ganó 0.6%, a 1,605.51 dólares la onza, tras alcanzar un máximo histórico de 1,608 dólares.

El platino subió 2.2%, a 864.25 dólares la onza, después de ganar 3% en la rueda previa por un incremento en la demanda.

Rusia, un gran productor de paladio, está evaluando una prohibición a las exportaciones de chatarra y restos de metales preciosos para promover el refinado de los materiales a nivel local.

El paladio y su metal hermano, el platino, son usados para la fabricación de convertidores catalíticos reductores de emisiones, aunque el primero es más usado en motores a gasolina.

Zinc sube

Los precios del zinc subieron el miércoles, ya que los inventarios en almacenes aprobados por la Bolsa de Metales de Londres (LME) renovaron sus mínimos, pero otros metales industriales cayeron por la incertidumbre sobre la demanda a nivel global.

Los bajos inventarios de muchos metales están ayudando a impulsar los precios pese a los débiles datos económicos procedentes del mayor consumidor mundial, China, dijo Ross Strachan, de Capital Economics en Londres.

Los precios pueden estar obteniendo algo de apoyo también por parte de inversores que apuestan a un comunicado cauto de la Fed más tarde en el día, según algunos analistas.