Los precios del oro aumentaron el martes, rebotando desde un mínimo de una semana que tocaron anteriormente en la sesión, ya que la incertidumbre sobre el Brexit y las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China provocaron una caída en los mercados bursátiles y llevaron a los inversionistas a buscar refugio en el metal precioso.

El oro al contado subió 0.4%, a 1,499.67 dólares por onza, en las operaciones de la tarde, después de ganar hasta 1%, a 1,508.31 dólares, anteriormente en la sesión.

Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron sin cambios en 1,503.9 dólares la onza.

Wall Street cayó en línea con otras bolsas mundiales, a medida que disminuye la confianza entre los inversionistas antes de unas conversaciones comerciales de alto nivel entre Washington y Pekín.

China respondió con dureza a Estados Unidos, después de que este último sumó más firmas de inteligencia artificial del país asiático a su lista negra comercial, golpeando las esperanzas de progreso en las negociaciones de alto nivel que buscan poner fin a 15 meses de guerra comercial.

En tanto el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres perdió 0.8% a 5,675.50 dólares la tonelada, recortando la ganancia de 1.4% que marcó en la sesión anterior.