Londres - Los precios del oro se mantenían cerca de los 1,710 dólares la onza el lunes debido a que las preocupaciones sobre el panorama de crecimiento global apoyaban la demanda por el metal, aunque el retroceso de los mercados financieros contenía las ganancias.

La resistencia del metal por sobre los 1,700 dólares la onza -un nivel que probó reiteradamente la semana pasada- ha tranquilizado a los compradores, que temían una corrección más profunda después de que cayó a un mínimo de más de seis semanas de 1,698.39 dólares la onza el 24 de octubre, dijeron analistas.

Pero el metal precioso luchaba por ganar impulso este lunes en la medida en que caían los precios globales de las acciones y las materias primas, con recientes reportes de ganancias corporativas pesimistas arrojando una nube sobre el panorama de crecimiento y los inversionistas preparándose para el impacto de un poderoso huracán en Estados Unidos.

El precio del oro al contado perdía 0.08% a 1,709.44 dólares la onza a las 1250 GMT, mientras que los futuros del oro estadounidense para entrega en diciembre bajaban 1.80 dólares la onza, a 1,710.10 dólares la onza.

El oro al contado se dirige este mes a sufrir su mayor pérdida mensual desde mayo, luego de alcanzar un máximo de 11 meses de más de 1,795 dólares el 5 de octubre después de que la Reserva Federal dio a conocer su más reciente programa de estímulo de compra de deuda respaldada por hipotecas.

En otros metales preciosos, la plata caía 0.6%, a 31.80 dólares la onza.

El platino bajaba 2.3%, a 1,533.75 dólares la onza.

El paladio retrocedía 1.67%, a 588.97 dólares la onza.

Rob