Londres - El oro se mantenía este jueves cerca de los 1,720 dólares la onza, debido a que el avance los mercados accionarios incrementaba el apetito de activos de mayor riesgo, mientras que los inversionistas aguardaban los datos del empleo en Estados Unidos del viernes en busca de indicios sobre la dirección de la política monetaria.

Las acciones estadounidenses subieron en la apertura del mercado, mientras que las europeas fueron impulsadas por informes de ganancias satisfactorios de compañías como Royal Dutch Shell.

El dólar también cedía ganancias contra una cesta de monedas después de que datos de solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos resultaron mejores a lo esperado.

El oro al contado cotizaba a 1,719.19 dólares, con pocos cambios respecto a la sesión previa.

Los futuros del oro para diciembre en Estados Unidos subían 90 centavos, a 1,720 dólares.

El oro trepó a casi 1,800 dólares la onza a principios de octubre, tras los anuncios de bancos centrales, entre ellos la Reserva Federal estadounidense y el Banco Central Europeo, de nuevas medidas de estímulo, lo que tiende a impulsar al oro al alentar temores de inflación y mantener presionadas las tasas de interés.

El lingote también se ha beneficiado de los temores de que Estados Unidos pueda caer en un "abismo fiscal" si los legisladores no logran evitar inminentes alzas tributarias y recortes en el gasto público, que entrarían en rigor a inicios del próximo año.

Entre otros metales preciosos, el platino al contado subía 0.7% a 1,572.75 dólares la onza.

El paladio subía 2.1% a 612.97 dólares la onza.

La plata subía 0.5% a 32.36 dólares las onza.

Rob