Londres- Los precios del oro cobraban impulso este martes para ascender por encima de los 1,600 dólares la onza, ya que la confianza de los mercados en general mejoraba pues los últimos datos pobres reforzaron las expectativas de que los principales bancos centrales aliviarán la política monetaria para apuntalar la expansión.

La actividad manufacturera estadounidense se contrajo en junio por primera vez en casi tres años, luego de un conjunto de indicadores de Europa y Asia que sugirieron que la crisis de la deuda de la zona euro repercute en toda la economía global.

El Banco Central Europeo (BCE) podría tomar el liderazgo en el frente monetario, ante una expectativa generalizada de que las tasas serán recortadas al mínimo histórico esta semana.

La serie de datos débiles ha reforzado el argumento a favor de un mayor estímulo monetario en Estados Unidos.

El oro normalmente obtiene respaldo en un ambiente de tasas de interés bajas, pues eso reduce el costo de oportunidad de quedarse en el lingote.

"En las últimas semanas los números estadounidenses han empeorado mucho y esto ha planteado la probabilidad de la QE3 (tercer alivio cuantitativo), lo que probablemente es el motivo más importante para que el mercado crea en el oro", dijo un analista de Commerzbank, Eugen Weinberg.

El oro al contado ganaba el 0.7% diario a 1,608.39 dólares la onza a las 0959 GMT.

El oro referencial de Estados Unidos para entrega en agosto ascendía 0.7% a 1,609.40 dólares.

La plata ascendía a 27.90 dólares.

El platino ganaba a 1,467 dólares .

El paladio aumentaba a 586.75 dólares.

Rob