Los precios del oro cayeron el lunes a la espera de la firma de la primera parte de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, lo que animó a los inversionistas a volcarse a activos de más riesgo.

El oro al contado perdió 0.8% a 1,549.5 dólares la onza en las operaciones de la tarde.

Los futuros del oro en Estados Unidos cedieron 0.6% a 1,550.6 dólares la onza.

Los compromisos de China en la fase 1 del acuerdo con Estados Unidos no fueron cambiados en el extendido proceso de traducción del pacto y éstos serán dados a conocer esta semana cuando el texto sea firmado en Washington, informó el domingo el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

Los precios del oro ganaron 18% el año pasado, beneficiados por el temor de los inversores a la prolongada riña comercial entre las dos mayores economías del mundo.

Entre otros metales preciosos, el paladio subió 0.6% a 2,119.23 dólares la onza, mientras que la plata cayó 0.6% a 17.98 dólares la onza y el platino cedió 0.4% a 974,65 dólares la onza.

Cobre en máximos

Los precios del cobre alcanzaron el lunes sus máximos desde mayo, antes de la firma de la primera fase de un acuerdo comercial entre Pekín y Washington y la divulgación de datos chinos que mostrarán si se mantuvo un repunte en la actividad económica.

China es el mayor consumidor de metales del mundo, pero su economía se desaceleró el año pasado, en parte, debido a la disputa arancelaria con Estados Unidos, un factor que presionó a los precios de los insumos industriales.

La producción fabril de China comenzó a contraerse el año pasado, pero volvió a expandirse en noviembre y diciembre.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) escaló 1.5% a 6,290 dólares la tonelada, tras tocar los 6,291 dólares, su mayor nivel desde el 1° de mayo. “El cobre y el resto de los metales básicos se han beneficiado bastante, en parte, por las negociaciones sobre comercio, el acuerdo de fase 1 y la mejoría de la economía china”, indicó Jens Pedersen, analista de Danske Bank.

China dará a conocer esta semana datos de producción industrial, comercio, PIB y nuevos créditos. Se espera que el crecimiento de las exportaciones e importaciones de diciembre se haya acelerado, ayudado por una baja base de comparación, según datos de Reuters.