Los precios del oro cayeron el lunes en un día con pocas operaciones, ya que los inversionistas tomaron ganancias, aunque las tensiones entre Estados Unidos y China y los planes de más estímulo económico en el mundo limitaron la tendencia negativa.

El precio del  oro al contado operó con una baja de 0.3% a 1,728.55 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con una pérdida de 0.5% a 1,727.40 dólares la onza.

Algunos mercados financieros globales permanecieron cerrados el lunes por feriados en Estados Unidos, Reino Unido y algunas partes de Asia.

Analistas dijeron que la caída de los precios del lingote del metal se debió a factores como la toma de ganancias, el acotado volumen de operaciones y un ligero ajuste del mercado luego de las alzas de la semana pasada.

Las acciones europeas se mostraron optimistas el lunes por la salida de cuarentenas en naciones como España y señales de más estímulos monetarios por parte de los líderes de la UE.

Habitualmente, el mayor apetito por el riesgo reduce la demanda de activos más seguros, como el oro.

La semana pasada, el oro subió hasta su mayor nivel desde octubre del 2012, motivado por los temores a la recesión global y a la disputa entre China y Estados Unidos.

El precio del oro ha tenido un importante repunte ante el incremento en las hostilidades entre EU y China.