El oro cayó más de 1% el martes, ya que las medidas de China para mitigar el impacto económico de la epidemia de coronavirus alejaron a algunos inversionistas de los activos seguros.

El oro al contado perdió 1.61%, a 1,550.69 dólares por onza, después de alcanzar su nivel más bajo desde el 21 de enero, a 1,548.70 dólares. Los futuros del oro estadounidense, en tanto, bajaron 1.7%, a 1,555.50 dólares.

“El gran movimiento en los mercados bursátiles, especialmente en el mercado de Estados Unidos, indica claramente que existe una menor preocupación por el deterioro del PIB, producto del coronavirus, y que tenemos una menor necesidad de buscar refugios”, dijo David Meger, director de Comercio de Metales en High Ridge Futures.   El brote de coronavirus ha socavado la actividad económica de China porque varias ciudades están en cuarentena. Además, el dólar se fortaleció en la sesión y encareció el oro para los compradores que tienen otras monedas.

En materia macroeconómica, los nuevos pedidos de bienes fabricados en Estados Unidos tuvieron en diciembre su mayor alza en casi un año y medio, gracias a una fuerte demanda por aviones para la defensa, pero el débil gasto empresarial en equipamiento apunta a un margen limitado de repunte en el sector manufacturero. Entre otros metales preciosos, el paladio ganó 4.5%, a 2,423.76 dólares por onza; la plata cayó 0.5%, a 17.57 dólares, y el platino bajó 0.4%, a 962.83 dólares.

El cobre se recuperó luego de que operadores y fondos revirtieron apuestas por un descenso del precio del metal, después de que el banco central de China intentó contrarrestar el daño a su economía a raíz del brote de coronavirus con varias medidas de estímulo. El cobre en la Bolsa de Metales de Londres subió 1.7%, a 5,618 dólares por tonelada. Los precios del metal, habían caído el lunes a mínimos de cinco meses de 5,523 dólares, lo que significa un desplome de casi 13% desde el 16 de enero.