El suministro de petróleo no satisface la demanda mundial y Estados Unidos ha tenido conversaciones con países proveedores en ese contexto, dijo este miércoles el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney.

"Creemos que estamos en una situación donde el suministro no satisface la demanda", dijo Carney a periodistas luego de que la OPEP no lograra ponerse de acuerdo sobre un alza en el bombeo de crudo.

Carney dijo que el presidente Barack Obama mantiene abierta la opción de usar las reservas estratégicas de petróleo del país, pero no ha tomado una decisión al respecto.