El éxito de la oferta de deuda por parte de Saudi Aramco les dio la suficiente confianza a los funcionarios del gobierno de Arabia Saudita para lanzar la Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones de la petrolera más grande del mundo en algún momento del año próximo, según dio a conocer en su página de internet CNBC.

El Consejo Directivo de Saudi Aramco se reunió esta semana con banqueros de inversión en Estados Unidos y en la agenda estuvo precisamente la OPI de la petrolera.

Recientemente, el ministro saudí de Energía, Khalid al Falih, dijo que Saudi Aramco podría salir a Bolsa en el 2020 o el 2021.

Una fuente cercana al proceso aseguró que la compañía está tratando de adelantar la operación, y que hará un anuncio importante en el cuarto trimestre del año y ofrecerá una pequeña porción de la empresa el próximo año.

Se espera que Aramco lleve a cabo su primera conferencia telefónica con inversionistas el próximo lunes. Los inversionistas de los bonos participarán en la reunión.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, ha hecho de la OPI de Aramco la piedra angular para diversificar los ingresos del reino.

Sin embargo, el príncipe heredero busca una valuación para la empresa petrolera estatal de 1 billón de dólares, cuestión que sigue a debate entre inversionistas, que dicen que a lo sumo la empresa podría tener un valor de 1.5 billones de dólares.

“Será complicado sacar la OPI el próximo año, sobre todo porque el panorama no se ve positivo para los precios del crudo en el 2020”, dijo una fuente.

Pero la empresa puede mostrar que tiene mucho efectivo para poder llegar a su meta.

[email protected]