La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pronosticó el miércoles un descenso en el superávit de suministros de petróleo en el 2017, ya que el bombeo del grupo está cayendo desde niveles récord y los productores externos al cartel muestran señales iniciales positivas de estar cumpliendo su acuerdo conjunto para reducir la oferta.

No obstante, la OPEP anunció también en un informe mensual la posibilidad de un rebote en la producción estadounidense, ya que un alza de los precios a raíz de los recortes del bombeo en otros países aumentó la explotación de yacimientos de esquisto.

La OPEP y productores independientes acordaron reducir su suministro a partir del 1 de enero.

La iniciativa ayudó a que los precios del crudo suban a 55 dólares el barril, desde un mínimo de 12 años cercano a los 27 dólares de un año atrás.

Una normalización de las políticas monetarias, que indica una mejora de las condiciones económicas, junto con la reciente cooperación histórica entre productores de crudo, debería ayudar a traer la necesaria estabilidad al mercado petrolero , refirió el cartel.

Los reportes iniciales muestran señales positivas de cumplimiento con los ajustes de producción prometidos , agregó la OPEP sobre la contribución de no miembros.

Las cifras de la OPEP publicadas el miércoles mostraron que la mayor reducción fue obra de Arabia Saudita, que informó al grupo de un recorte de su bombeo a 10.47 millones de barriles por día (bpd).

La OPEP redujo también su previsión de crecimiento de la oferta de los países fuera del grupo a 120,000 bpd este año, aunque se vio contrarrestada por una revisión al alza de 230.000 bpd en la oferta estadounidense.

Se espera que la demanda de crudo de la OPEP en el 2017 promedie 32.10 millones de bpd y el recorte indicó que habrá un superávit promedio de 985,000 bpd si el cartel mantiene estable el bombeo. El informe del mes pasado estimó un superávit de 1.24 millones de bpd.

Petróleo cae por mayores expectativas de producción en EU

Los precios del petróleo cayeron a su menor cuota en una semana por un alza del dólar y expectativas de que empresas de Estados Unidos incrementen el bombeo, en momentos en que la OPEP bajó su producción desde niveles récord.

Para los futuros del Brent se tuvo una caída de 1.55 dólares, o 2.79%, para quedar en un precio de 53.92 dólares por barril y los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos perdieron 1.40 dólares, lo que significaría un descenso de 2.67%, para cotizar en un precio de 51.08 dólares por barril. Antes del cierre, ambos contratos tocaron su nivel más bajo desde el 11 de enero.

La mezcla mexicana cerró en un precio de 44.77 dólares por barril, lo que representa una baja de 2.42% con respecto a su precio del martes.

La producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos va rumbo a romper una racha de tres meses de declives en febrero, refirió el martes la Administración de Información de Energía (EIA) de Estados Unidos.

En el reporte se menciona que cayeron en 5,042 millones de barriles en la semana terminada el 13 de enero, a 479,225 millones, según el EIA (Reuters)