La OPEP y un grupo de grandes productores de crudo se disponen a acordar una profundización del recorte de su bombeo a 1.5 millones de barriles por día (bpd) hasta fines del 2020, desde 1.2 millones actuales, para ayudar a reducir un exceso mundial de oferta, expuso JPMorgan en una nota el martes.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y un grupo de aliados encabezado por Rusia, una alianza conocida como OPEP+, se reunirán el jueves y el viernes en Viena.

El líder de facto de la OPEP, Arabia Saudita, accederá a reducir su cuota de 10.3 a 10 millones de bpd y presionará a otros productores —sobre todo Irak, Nigeria y Rusia— para que mejoren su grado de cumplimiento con los compromisos previos, escribió en la nota Christyan Malek, analista de JPMorgan.

Arabia Saudita “está buscando más recortes para asegurar que los precios del crudo están dentro del rango de 60-70 dólares el barril, que es donde está fijado su presupuesto fiscal petrolero”, indicó.

También Goldman Sachs espera un recorte. El banco de inversión informó que la OPEP y sus aliados probablemente extenderán su actual acuerdo de recortes a la producción hasta junio, pero espera que la extensión por tres meses “sin sorpresas” brinde poco respaldo a los precios.

“Las grandes compras de especuladores en las últimas semanas y algo de expectativas de extensión de los recortes sugieren que es poco probable que una extensión sin sorpresas por tres meses impulse mucho al alza a los actuales precios”, indicó el banco en una nota el 2 de diciembre.

“Sin nuevos golpes geopolíticos o al crecimiento, esperamos que el Brent siga cotizando en torno a los 60 dólares por barril en el 2020 con una backwardation persistente”, agregó.

El equilibrio de la oferta y demanda de petróleo requiere de una extensión de los actuales recortes de la OPEP+, dado el enorme aumento del bombeo de proyectos fuera de la OPEP y el incierto panorama para el crecimiento de la demanda, explicó el banco.

Goldman Sachs espera un recorte de 1.3 millones de bpd para el segundo y tercer trimestres del próximo año, lo que podría hacer que los precios caigan cerca de 7 dólares por barril sin los recortes, afirmó.

Rusia no fija postura aún

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo el martes que esperaba que la reunión de esta semana entre los productores petroleros de la OPEP y sus aliados fuera constructiva, pero advirtió que Moscú aún no había definido totalmente su posición sobre restricciones de suministro adicionales.

Rusia acordó reducir su extracción en 228,000 bpd a aproximadamente 11.18 millones de bpd en el 2019 dentro del pacto. Pero sobrepasó su cuota en noviembre, con un volumen de 11.24 millones de bpd.

“No les diré nada ahora, ya que todavía estamos trabajando en finalizar nuestra posición”, dijo Novak a periodistas.

Dos fuentes afirmaron el lunes que OPEP+ estaba discutiendo reducir la producción en al menos 400,000 bpd adicionales, ya que Arabia Saudita quiere precios altos para equilibrar su presupuesto y apoyar la colocación de la Oferta Pública Inicial de Saudi Aramco. Los saudíes han estado presionando a otros para que profundicen los recortes.

Novak dijo que el recorte promedio de Rusia fue de 195,000 bpd en noviembre y que Moscú tenía como objetivo cumplir plenamente con la cuota en diciembre.