La OPEP prevé una menor demanda por su crudo en el 2020, aun cuando crezca el apetito global, mencionó el cartel el miércoles, en la medida que productores rivales captan una mayor cuota de mercado y Estados Unidos alcanza máximos récord en producción.

Estados Unidos, que en los últimos años ha aumentado su producción apoyado en el esquisto, verá un volumen total de líquidos por encima del umbral de los 20 millones de barriles por día (bpd) por primera vez en su historia, señaló la OPEP en su reporte mensual del mercado.

La producción de líquidos de Estados Unidos llegará a los 20.21 millones de bpd en el cuarto trimestre del 2020, casi cubriendo la demanda del país de 21.34 millones de bpd, precisó.

La OPEP recortó en 0.1 millones de bpd las estimaciones para la demanda de su crudo en el 2020 a 29.5 millones de bpd.

La cifra representaría un descenso de 1.2 millones de bpd respecto al total del 2019, en línea con el bombeo de diciembre, cuando el porcentaje de la producción de la OPEP en el total global bajó 0.1% intermensual a sólo 29.4 por ciento. El grupo calcula que, este año, su cuota de mercado se reducirá más ante el auge de la actividad de rivales como Estados Unidos, Brasil, Canadá, Australia, Noruega y Guyana, y frente al alza de la demanda global.

La OPEP subió en 0.14 millones de bpd su panorama de crecimiento de la demanda por crudo en el 2020 respecto a los números del mes previo, lo que refleja un mejor panorama económico y un apetito creciente en India y China. Si se concreta el pronóstico sería 30% más fuerte que en el 2019.

El aumento de la oferta petrolera no OPEP para el 2020 se elevó en 0.18 millones de bpd a 2.35 millones de bpd, que se comparan con los 1.86 millones de bpd del 2019.

“Políticas monetarias más expansivas, asociadas con una mejora en los mercados financieros, podrían aportar más apoyo a los incrementos en curso en la oferta no OPEP”, indicó el cartel.

La OPEP y aliados encabezados por Rusia han ido disminuyendo su bombeo para evitar un superávit y para apoyar los precios del barril por encima de los 60 dólares. El pacto está vigente hasta marzo.