La OPEP y sus aliados extenderán probablemente su pacto de recorte de producción petrolera, pero no parece que vayan a ampliarlo, dijo el ministro de Energía de Omán el lunes, al tiempo que Emiratos Árabes Unidos (EAU) refirió que no le preocupa el crecimiento de la demanda de crudo a largo plazo.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y otros productores aliados —grupo conocido como la OPEP+— están implementando desde enero un acuerdo para reducir el bombeo en 1.2 millones de barriles por día hasta marzo del 2020, en un intento de elevar los precios. El grupo se reúne en diciembre.

“Es probable la extensión, pero los recortes son improbables, a no ser que pasen cosas en el próximo par de semanas”, dijo a la prensa el ministro de Energía de Omán —país ajeno a la OPEP+ —, Mohammed bin Hamad Al Rumhy, durante una conferencia energética celebrada en Abu Dabi, capital de EAU.

Según indicó, la demanda de crudo está mejorando por el alivio de las tensiones comerciales, al tiempo que señaló que Omán está satisfecho con los precios actuales del petróleo, que caían más de 1% el lunes por preocupaciones sobre las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

“Todos los indicadores muestran que las cosas están mejorando. El temor a una recesión y las señales de acuerdo entre Estados Unidos y China son positivas”, dijo Rumhy.

Suhail Al Mazrouei, ministro de Energía de EAU, el tercer mayor productor de la OPEP tras Arabia Saudita e Irak, dijo en la conferencia que el crecimiento de la demanda petrolera es “razonable”.

Bajará oferta

En su Panorama Petrolero Mundial de 2019, el grupo productor afirmó que entregaría una cantidad decreciente de crudo en los próximos cinco años ante el aumento del bombeo de esquisto en Estados Unidos y de otras fuentes rivales, pese a un creciente apetito por energía alimentado por la expansión económica mundial.

“Ni una fuente única ni un grupo de fuentes cubrirán el crecimiento de la demanda”, dijo el secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo, en un panel de discusión en la conferencia de Abu Dabi.

Según indicó, la industria petrolera deberá adaptarse a los cambios futuros en la mezcla energética, mientras el aumento de la población mundial eleva el panorama de la demanda.

El incremento del activismo climático en occidente y la ampliación del uso de combustibles alternativos están sometiendo a un mayor escrutinio la fortaleza de la demanda petrolera a largo plazo.

“Las formas más verdes de energía tendrán un mayor ritmo de crecimiento, pero el petróleo y el gas convencional también crecerán. El gas crecerá más, ya que hay una demanda de métodos más limpios”, comentó Mazrouei.

Nulos avances China-EU

Petróleo a la baja; Brent cayó 0.53%

Los precios internacionales del petróleo bajaron el lunes, debido a la falta de progreso en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, las dos principales potencias económicas del mundo, aunque los datos de inventarios le dieron algo de soporte al barril.

El referencial internacional Brent del mar del Norte perdió 33 centavos, 0.53%, a 62.18 dólares el barril, tras ganar 1.3% la semana pasada.

En tanto, el petróleo WTI de Estados Unidos cedió 38 centavos, 0.66%, a 56.86 dólares por barril, luego de haber avanzado 1.9% la semana pasada.

Por su parte, Petróleos Mexicanos no actualizó cifras al cierre del lunes sobre operaciones del crudo mexicano.

El presidente Donald Trump dijo el sábado que las negociaciones sobre comercio con China se estaban realizando “bastante bien”, pero que Estados Unidos aceptaría un trato con Pekín si es adecuado para los intereses del país.

Confusión

El mandatario republicano comentó además que eran incorrectos los reportes sobre la disposición de Estados Unidos de remover o revertir aranceles como parte de la fase 1 de un acuerdo comercial con China, después de que estas noticias alentaran a los mercados financieros la semana pasada.

La guerra comercial entre China y EU, que ya ha durado 16 meses ha desacelerado el crecimiento mundial y llevó a analistas a reducir sus proyecciones sobre la demanda de petróleo, generando preocupaciones sobre un eventual exceso de oferta en el 2020.

Los precios al productor en China experimentaron su mayor caída en tres años en octubre, ante la debilidad del sector manufacturero por el declive de la demanda y los efectos de la guerra arancelaria.

Arabia Saudita elevó su producción petrolera en octubre hasta 10.3 millones de barriles por día.

Sin embargo, mantuvo su suministro a los mercados por debajo de su objetivo de bombeo.

Todo, en el marco del acuerdo de la Oganización de Países Exportadores de Petróleo, dijo a Reuters una fuente saudita.