La OPEP+ podría “ajustar” el acuerdo sobre la reducción de la producción de petróleo que pretende frenar la caída de los precios derivada del impacto de la pandemia de Covid-19 en la demanda, declaró el lunes el ministro saudita de Energía.

Según un acuerdo alcanzado en abril, la Organización de Países Exportadores del Petróleo y sus aliados (OPEP+), con Rusia a la cabeza, había confirmado a mediados de octubre que la retirada actual de 7.7 millones de barriles por día sería llevada a 5.8 millones a partir de enero de 2021.

“Con el consenso de todos, podríamos avanzar con este acuerdo y ajustarlo, en función de lo que nos depare el futuro”, indicó el ministro saudita de Energía, el príncipe Abdel Aziz bin Salmán, durante una conferencia telemática organizada por Emiratos Árabes Unidos.

Los miembros de la OPEP+ coinciden “en el principio de ajustar” los acuerdos, añadió, sin dar más detalles, pero señalando que la estrategia implementada permitía estabilizar los mercados pese a la “nueva propagación” del coronavirus en Europa.

Los actores y observadores del mercado se preguntaban desde hace días por una reacción más drástica de la OPEP+, en un momento con una demanda hundida por el repunte de la pandemia de Covid-19 en Europa y Estados Unidos y las medidas de protección que podrían obstaculizar el consumo y la actividad.

A la baja

Los inventarios de crudo y gasolina en Estados Unidos habrían caído la semana pasada, mientras que los de destilados habrían declinado por octava semana consecutiva, mostró el lunes un sondeo preliminar de Reuters.

Cinco analistas consultados estimaron, en promedio, que las existencias de crudo habrían descendido en 1.3 millones de barriles en la semana al 6 de noviembre.

Los inventarios de crudo cayeron en 8 millones de barriles en la semana al 30 de octubre, en contra de las estimaciones de los analistas de un aumento de 890,000 barriles.

El sondeo se realizó antes de los informes del grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API), del martes, y de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA), del jueves, debido al feriado del Día de los Veteranos, que será el miércoles 11 de noviembre.

Los analistas estimaron que los inventarios de gasolina habrían retrocedido en 900,000 barriles la semana pasada.