Los precios del petróleo repuntaron más de 4% el jueves, alcanzando un máximo de más de un año, luego de que la OPEP y sus aliados (OPEP+) acordaron mantener la producción sin cambios hasta abril, porque consideraron que la recuperación de la demanda durante la pandemia de coronavirus aún era frágil.

La mezcla mexicana de exportación ganó 4.22% o 2.50 dólares el jueves para cotizar en 61.74 dólares el barril.

El crudo Brent subió 2.67 dólares, o 4.17%, a 66.74 dólares el barril, luego de subir a 67.75 dólares, su nivel más alto desde enero de 2020. Los futuros de crudo estadounidense WTI ganaron 2.55 dólares, o 4.16%, a 63.83 dólares, habiendo alcanzado un máximo de 64.86 dólares.

"La OPEP nos sorprendió. El mensaje que la OPEP está enviando al mercado es que están muy dispuestos a ver que los precios del petróleo se disparen y, en última instancia, contribuir en gran medida a reducir el exceso de inventario generado el año pasado debido al Covid-19", dijo Bart Melek, jefe de Estrategia de Materias Primas en TD Securities.

Algunos analistas habían pronosticado que la OPEP+, una alianza de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros grandes productores, aumentaría el bombeo en unos 500.000 bpd.

El líder del grupo, Arabia Saudita, dijo que ampliaría su recorte voluntario de producción de petróleo de 1 millón de barriles por día (bpd) y decidiría en los próximos meses cuándo eliminarlo gradualmente.

"Sin embargo, hay una espina en el cóctel alcista y muy pocos están sorprendidos. Rusia quiere aumentar la producción", dijo en una nota el jefe de mercados petroleros de Rystad Energy, Bjornar Tonhaugen.

En virtud del acuerdo del jueves, se permitió a Rusia aumentar la producción en 130,000 bpd en abril y a Kazajstán en otros 20,000 bpd para satisfacer necesidades internas.

"Todos los demás van a mantener la congelación", dijo el ministro saudí de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, en una conferencia de prensa para explicar el acuerdo.

Dijo que Arabia Saudita decidirá en los próximos meses cuándo eliminar gradualmente su recorte voluntario de 1 millón de bpd "a nuestro tiempo y a nuestra conveniencia".

"No tenemos prisa por adelantarlo", dijo.

El ministro saudita y el viceprimer ministro ruso Alexander Novak, los ejes del grupo OPEP+, habían dicho antes a los otros representantes de los países exportadores que la recuperación de la demanda era frágil.

Rusia ha insistido en elevar el bombeo para evitar que los precios sigan subiendo y den apoyo a la extracción de esquisto en Estados Unidos, que no es parte de OPEP+. Sin embargo, Moscú no logró elevar su producción en febrero, a pesar de que recibió autorización de OPEP+ para hacerlo, porque el duro clima invernal  afectó el bombeo en sus campos maduros.