La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) afirmó este lunes que la demanda mundial de crudo debería superar su nivel anterior a la pandemia el año que viene, impulsada por la vacunación y la recuperación económica.

"A medida que aumenten las tasas de vacunación, se espera que la pandemia de Covid-19 se gestione mejor y que la actividad económica y el transporte vuelvan firmemente a los niveles de antes del Covid", afirmó el cártel en su informe mensual.

Como resultado, se espera que el crecimiento de la demanda el próximo año sea de 4.2 millones de barriles diarios (mbd), 0.9 mbd más que lo estimado hace un mes, para alcanzar una demanda mundial de 100.83 mbd.

Esta cifra superaría los niveles anteriores a la pandemia, según la OPEP.

Estas previsiones más bien optimistas --que sin embargo no abordan el impacto de esta recuperación en el cambio climático-- se producen cuando el cártel y sus aliados (la llamada OPEP+) comienzan a aumentar su producción, tras haberla restringido para sostener los precios durante la crisis.

La OPEP+ aprobó en julio su estrategia para reanudar la producción a principios de septiembre.

En agosto, los países de la OPEP aumentaron ligeramente su producción en 151,000 barriles diarios en un mes, hasta alcanzar un total de 26.762 mbd, según fuentes secundarias (indirectas) citadas en el informe publicado el lunes.

Los grandes productores, como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos e Irak, produjeron más, mientras que la producción de Nigeria se redujo considerablemente.