La industria petrolera de Estados Unidos y algunos países productores de la OPEP criticaron este jueves el plan de las naciones industrializadas de liberar sus reservas de crudo, alegando que no existe una emergencia.

El Instituto Americano del Petróleo, un grupo de la industria, dijo que el plan del Gobierno del presidente Barack Obama de liberar 30 millones de barriles de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR por su sigla en inglés), como parte de un plan mayor de la Agencia Internacional de Energía por 60 millones de barriles, se produjo en un mal momento.

"La SPR se creó para usarla en momentos de una emergencia de suministros", dijo el portavoz de API Bill Bush. "No existe una emergencia de suministros", agregó.

El Departamento de Energía de Estados Unidos dijo que la pérdida de los suministros de Libia, un miembro de la OPEP, pesó en la decisión de liberar las reservas. Pero la oferta de crudo estadounidense no es baja en este momento, a pesar de que el petróleo se negoció recientemente por encima de los 90 dólares por barril.

Los inventarios de petróleo estadounidense se ubicaban la semana pasada apenas 1.3 millones de barriles por debajo del nivel de un año atrás, en 363.8 millones de barriles, según datos oficiales.

Los delegados de Irán y dos países del Golfo Pérsico ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dijeron que el anuncio coordinado de la liberación de las reservas de Estados Unidos y la AIE era injustificada.

"No se como justificar esta interferencia en el mercado", dijo a Reuters un delegado ante la OPEP bajo condición de anonimato.

Irán, que ejerce la presidencia rotativa de la OPEP, encabezó la oposición a un plan de Arabia Saudita para incrementar la producción, en una reunión del grupo a comienzos de junio en Viena.

Estados Unidos dijo el jueves que trabajará junto con la Agencia Internacional de Energía para liberar juntos 60 millones de barriles de petróleo.

Delegados de países del Golfo Pérsico que apoyaron la propuesta Saudita de un incremento de la producción también criticaron la medida.

"El precio del petróleo no se disparó a 150 dólares. No hay razón para hacer esto. El mercado no enfrenta un déficit de oferta. Kuwait y Arabia Saudita han estado incrementando la producción, pero no hubo muchos compradores. La AIE está haciendo política con Estados Unidos", dijo un delegado.

Nigeria, otro miembros de la OPEP, dijo que el mercado está bien abastecido y que la escalada del petróleo era ocasionada por especuladores.

Las acciones del sector energético se vieron golpeadas por la noticia. El índice de la industria energética S&P caía 2.7%, mientras que las acciones de la petrolera Chevron Corp bajaban 3.2% y las de Exxon Mobil Corp retrocedían 2.9 por ciento.