La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo su previsión para la demanda mundial de petróleo en el 2019 debido a la desaceleración de la economía global y las expectativas de un crecimiento más rápido de los suministros de productores rivales.

Las nuevas previsiones destacan el desafío de evitar un superávit incluso en momentos en que la organización y algunos productores aliados llevan a cabo recortes voluntarios en su bombeo de crudo.

En su reporte mensual, la OPEP disminuyó su proyección del crecimiento económico en el 2019 y dijo que la demanda por su propio crudo caería a 30,59 millones de barriles por día, 240,000 bpd menos que lo estimado el mes pasado.

La OPEP informó que la producción de crudo habría descendido en 797,000 bpd intermensual a 30,806 millones de bpd en enero. Ello implicaría un cumplimiento de 86% con los recortes comprometidos, de acuerdo a cálculos de Reuters

erp