La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) recortó hoy sus previsiones sobre la demanda mundial de crudo para 2013, debido a la desaceleración de la economía global y las negativas estimaciones de los grandes consumidores.

En su informe mensual, publicado este miércoles en Viena, la OPEP estimó que la demanda mundial de crudo para este año alcanzará los 770,000 millones de barriles, 80,000 millones de barriles diario (bpd) menos, respecto a su proyecciones del mes pasado.

Mientras que para 2014, la demanda de crudo a nivel mundial será de 780,000 mbd, un recorte de 30,000 barriles diarios, en relación a las previsiones de su reporte de septiembre pasado, debido a las desaceleración de economía global.

La OPEP considera que la demanda para este 2012 será de 88.81 millones de barriles diarios (mbd), frente a los 88.04 mbd registrados en 2011, mientras que para el próximo año podría llegar hasta los 89.6 mbd.

La organización petrolera explicó que la revisión a la baja en la demanda petrolera global obedece al sobrio panorama económico mundial y las negativas previsiones internacionales para las economías de los principales consumidores.

Las incertidumbres económicas en Estados Unidos, en la Unión Europea y en China determinan el uso de la energía en el mundo, no sólo en lo que queda de año sino también para todo el año que viene", destacó el informe de 79 páginas.

La OPEP destacó que los pronósticos de la demanda de petróleo para este año han sido frecuentemente reducidos en los últimos meses para mantener estabilidad en el mercado, mientras que el suministro de los productores que no pertenecen a la OPEP se ha mantenido bien.

"No se espera que cambie esta tendencia el próximo año. El mercado seguirá caracterizado por altos volúmenes de oferta de crudo y una creciente capacidad de producción", destacó el documento, publicado también en la propia página Web del cártel petrolero.

La OPEP también advirtió que las previsiones para 2013 podrían ser revisadas a la baja en los siguientes informes, principalmente en la primera mitad del año, no sólo por los problemas en las grandes economías del mundo, sino también en las naciones en desarrollo.

"El riesgo no viene sólo de los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, sino también de China e India", subrayó la organización, productora de más del 30% del crudo que se consume en todo el mundo.

En su documento, la OPEP también informó que su producción cayó 265.000 bpd en septiembre pasado, a los 31.08 millones de bpd, debido principalmente a un menor bombeo en Angola y Nigeria, debido a sus problemas internos.

Pese a la baja registrada en su producción, el bombeo de la OPEP está aún por arriba de su límite de 30 millones de bpd impuesta por el grupo petrolero.

MFH