La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aportará una cantidad decreciente de crudo en los próximos cinco años ante una mayor producción de esquisto estadounidense y de la oferta de otros exportadores, indicó el grupo, pese al creciente apetito por energía generado por la expansión económica mundial.

Se espera que la producción de crudo y otros líquidos de la OPEP disminuya a 32.8 millones de barriles por día (bpd) para el 2024, indicó el grupo en su Panorama Mundial del Petróleo 2019, publicado el martes. La cifra se compara con 35 millones de bpd en el 2019.

Activismo

El creciente activismo climático en occidente y el uso cada vez mayor de combustibles alternativos están haciendo dudar de la fortaleza de la demanda de petróleo en el largo plazo.

La OPEP recortó sus pronósticos de demanda por crudo a mediano y largo plazos en el informe.

La organización ha ido reduciendo su suministro en los últimos años bajo un pacto con Rusia y otros productores externos para apoyar el mercado. El alza resultante en los valores por barril apoyó la producción fuera del grupo.

“Las perspectivas de suministro fuera de la OPEP se han revisado considerablemente, ya que el petróleo de formaciones compactas de Estados Unidos, en particular, ha superado nuevamente las expectativas”, escribió el secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, en el prólogo del informe.

Próxima reunión

La OPEP, con sede en Viena, espera que el suministro de petróleo de esquisto estadounidense llegue a los 16.9 millones de barriles por día en el 2024 desde 12 millones de barriles por día en el 2019, aunque la expansión se desacelerará y alcanzará un máximo de 17.4 millones de brroiles bpd en el 2029.

La OPEP prevé que el consumo de petróleo en el 2023 alcanzará los 103.9 millones de barriles por día, frente a los 104.5 millones de barriles diaios  del informe del año pasado.

A más largo plazo, se espera que la demanda crezca en 12 millones de bpd hasta 110.6 millones de bpd en el 2040, también por debajo del pronóstico emitido en el 2018.

Precios de crudo suben 1 por ciento

Los precios del petróleo subieron el martes más de 1%, por esperanzas de un acuerdo comercial entre Washington y Pekín que conduzca a una disminución de las tensiones entre las principales economías del mundo.

El Brent sumó 83 centavos, 1.34%, a 62.96 dólares el barril. El West Texas Intermediate subió 69 centavos, 1.22%, a 57.23 dólares el barril.

Por el contrario, la mezcla mexicana de exportación cayó 2.65% o 1.39 dólares y cerró en 51.12 dólares el barril.

El precio de la gasolina en Estados Unidos ganó 0.66% y se vendipo en 1.6746 dólares el galón.

China está presionando al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que elimine más aranceles impuestos en septiembre como parte de un acuerdo comercial fase 1 entre ambos países.

Las tensiones comerciales, que generan temor de un debilitamiento del crecimiento económico mundial, y la demanda de petróleo son dos de los principales factores que han influido en los precios del oro negro en los últimos meses.

Sin embargo, esta mejora puede no durar, según analistas de ING que mencionan el excedente de crudo en el mercado global esperado para el primer semestre de 2020.

Los inversionistas también están pendientes de las cifras de los inventarios petroleros que se publican esta semana.

El pronóstico es que las existencias crecieron la semana pasada, mostró una encuesta preliminar de Reuters el lunes.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios, incluida Rusia, se reunirán en Viena a principios de diciembre con el fin de discutir el acuerdo de reducir voluntariamente su producción para mantener los precios del crudo.

El recorte de las tasas de interés de la Reserva Federal la semana pasada, la debilidad del dólar y el mejor crecimiento del empleo en Estados Unidos en octubre también brindaban apoyo a los precios del barril, dijeron analistas. (Con información de agencias)