El antiguo número uno mundial de los teléfonos móviles, el finlandés Nokia, anunció este jueves una pérdida neta de 766 millones de euros en el 2016, imputable al costo de la compra de Alcatel-Lucent.

"El 2016 fue un año de transición para Nokia" marcado por la compra de su ex competidor francoestadounidense Alcatel-Lucent, en un contexto en que las inversiones son bajas en las economías emergentes y se estancan en los mercados maduros, indicó su presidente ejecutivo, Rajeev Suri.

NOTICIA: Nokia busca comprar Withings en un acuerdo multimillonario

Nokia prevé un ejercicio adverso en el 2017 con una caída pronosticada del volumen de negocios de Nokia Networks. El grupo espera no obstante poder mejorar la rentabilidad de su división de redes cuyo margen operacional debería alcanzar entre 8 y 10% luego del 8.9% en el 2016.

Nokia confirmó su objetivo de 1,200 millones de euros de ahorros en los costos.

erp