La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) impuso este lunes la más alta multa que se ha registrado en el marco de la Ley del Mercado de Valores, por 71.9 millones de pesos a OHL México.

El motivo principal fue por inconsistencias en sus registros contables, en particular los relacionados con el registro de la rentabilidad garantizada.

La sanción no implica una exoneración. Es un mensaje fuerte en el sentido de que estamos preocupados por que exista una buena información al mercado.

Estamos conscientes de que este asunto ha tomado una dimensión que trasciende lo bursátil, pero eso no es de la competencia de la CNBV , comentó el vicepresidente de Supervisión Bursátil de la CNBV, Eduardo Flores.

La filial del grupo español OHL aún deberá enfrentar el resultado de la auditoría que realiza la Secretaría de la Función Pública (SFP) a la concesión de la autopista Atizapán-Atlacomulco que le otorgó en abril del 2014 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y las que realiza el Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SAASCAEM) y la Contraloría local al Viaducto Bicentenario y al Circuito Exterior Mexiquense.

El funcionario público aclaró que la CNBV no encontró dolo ni fraude, pero sí irregularidades en los actos relacionados con la Ley del Mercado de Valores. No podemos afirmar ni negar nada que esté fuera de la actuación de OHL como emisor. Una consecuencia directa es que deberán corregir la forma en que expresa los ingresos garantizados , expresó.

La conversación de El Economista con el vicepresidente de la CNBV fue a las 6:15 de la tarde.

Durante la mañana y parte de la tarde, el grupo OHL en México y en España estuvo muy activo comunicando su versión de la multa.

En la resolución del órgano regulador no se determinaron actos de dolo, fraude, ni impacto alguno en el sistema financiero mexicano ni en terceros .

OHL España afirmó que su subsidiaria mexicana ha sido ajena a cualquier práctica corrupta y se ha ajustado en todo momento a la ley, por lo que continuará con su determinación de perseguir a los responsables de tanto descrédito, chantaje y extorsión en los tribunales de justicia .

En conferencia telefónica con analistas, Sergio Hidalgo, director general de OHL México, aseguró que las investigaciones con la CNBV están cerradas.

Agregó que presentarán la información financiera con base en la metodología recomendada por la CNBV, pero no cambiarán la manera en cómo presentan sus resultados financieros.

En los estados financieros auditados desde ahora, incluyendo los del ejercicio 2015, OHL México mantendrá inalterado el registro de la rentabilidad garantizada como activo financiero, pero incluirá una nota con fines informativos en la que se explique cómo quedarían los mismos si se efectuase el registro de la rentabilidad garantizada como activo intangible , puntualizó OHL España en un comunicado.

El ABC de por qué la multa de OHL México

  • Al obtener una concesión carretera e invertir en su construcción, OHL México, como cualquier concesionario, tiene el derecho a recuperar su inversión y a obtener una tasa de ganancia por el capital de riesgo que desembolsó.
  • En algunos de los títulos de concesión de la empresa, dicha ganancia es reconocida como rentabilidad garantizada, es decir, que el gobierno asegura al concesionario que obtendrá un beneficio económico preacordado durante la vigencia de la concesión.
  • Concesiones de OHL México como el Circuito Exterior Mexiquense, el Viaducto Bicentenario o la Autopista Urbana Norte tienen este tratamiento.
  • La rentabilidad garantizada puede entenderse así como un activo del cual dispone la empresa, puesto que representa un recurso que es propiedad suya, aunque éste no sea líquido en lo inmediato.
  • Las normas internacionales de información financiera (CINIIF), específicamente la número 12, titulada, Acuerdos de Concesión de Servicios, establecen cómo las empresas concesionarias deben registrar este activo en sus estados financieros.
  • De acuerdo con la Guía práctica de bolsillo de Deloitte sobre la CINIIF 12, la rentabilidad garantizada puede expresarse, ya sea como un activo financiero, como un activo intangible o como una mezcla de ambos, dependiendo de lo establecido en el título de concesión.
  • De acuerdo con Deloitte, una empresa puede registrar la rentabilidad garantizada como un activo financiero sólo si tiene un derecho contractual incondicional a recibir efectivo u otro activo financiero de quien otorgó la concesión (el gobierno), a cambio de la construcción o mejora en el bien concesionado.
  • De no tener ese derecho contractual de cobro, la concesionaria de carreteras debe registrar la rentabilidad garantizada como un activo intangible, lo cual únicamente significa el derecho de cobro que tiene la emisora sobre el uso de la carretera a los usuarios de la misma.
  • La CNBV multó a OHL México por violar la CINIIF 12 al registrar su rentabilidad garantizada como activo financiero, puesto que la empresa no goza de derechos incondicionales de cobro al gobierno por su capital invertido en sus carreteras.
  • Bajo esta contabilidad, la firma registraba cada año la diferencia entre la rentabilidad real y la garantizada de sus carreteras como ingresos efectivos, bajo un rubro denominado Otros ingresos , y que representa en muchos casos más de la mitad de sus ingresos anuales, situación que deberán ahora reexpresar.