Los precios del níquel subieron este martes después de que el principal productor de Filipinas ordenó detener la minería en una isla que alberga algunos proyectos.

A las 17:00 GMT, el níquel de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) avanzaba un 3.3% hasta los 17,650 dólares por tonelada, siendo el componente de mayor ganancia entre los metales básicos.

Por su parte el cobre a tres meses en la LME trepaba un 1.4% a 7,977 dólares la tonelada.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, detuvo la minería en la isla Tumbagan en Languyan, en la provincia de Tawi-Tawi, por preocupaciones sobre el impacto ambiental.

Aunque la orden no cubría el centro de extracción de níquel del país en la región de Caraga, la posible interrupción del suministro impulsó los precios.

Esto parece ser una pequeña parte de la extracción de níquel en Filipinas, por lo que es interesante notarlo, pero no creo que tenga una gran influencia en el suministro real", dijo el analista de Commerzbank Daniel Briesemann.

Filipinas es el mayor proveedor de minerales de níquel para China, el principal consumidor de metales.

"El impacto es mínimo pero depende de si se extiende más allá del área inicial, si lo hace, entonces el impacto es significativo", dijo un operador.