Los precios del níquel repuntaron el martes tras las fuertes pérdidas de la víspera, mientras que el cobre fue presionado por temores sobre el débil crecimiento económico.

Operadores indicaron que no está claro quién está detrás de la venta desatada en los últimos compases del lunes en la Bolsa de Metales de Londres (LME), que provocó un desplome de 825 dólares en el níquel en menos de cinco minutos.

El operador Marex Spectron informó en una nota que se vendieron más de 1,000 lotes al final de la rueda, lo que hizo que el níquel referencial en la LME cerrara con pérdidas de más de 5% el lunes.

El martes, el precio del metal se recuperó parcialmente con un alza de 2.4% a 16,995 dólares la tonelada.

Por su parte, el cobre a tres meses en la LME cedió 0.8%, a 5,773 dólares la tonelada, por preocupaciones sobre el crecimiento económico tras débiles datos económicos publicados en China.

La estatal chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, reveló el lunes que evalúa un cierre definitivo de su fundición de cobre Ventanas, emplazada en una contaminada zona costera del país.

En otros metales básicos, el aluminio en la LME ganó 0.5%, a 1,728 dólares la tonelada y el zinc ganó 0.7%, a 2,438 dólares.

Por su parte, el plomo avanzó 0.8%, a 2,148.50 dólares, mientras que el estaño sumó 1.1% a 16,700 dólares.