El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró el jueves en un máximo de 21 meses, liderada por las exportadoras y los valores financieros, debido a que la promesa del nuevo Gobierno japonés de luchar contra la deflación y debilitar al yen aumentaron el apetito de riesgo.

El Nikkei subió un 0.9% a 10,322.98 puntos, enlazando tres jornadas seguidas de subidas y llevando al índice a territorio de sobreventas.

El referencial ha subido un 19.2% en las últimas seis semanas, llevando el aumento en lo que va de año al 22.1%, mejor que el 12.9% del estadounidense S&P 500 y que el 14.7% en el paneuropeo STOXX Europe 600.

El índice nipón está encaminado a registrar su mejor subida anual desde el 2005.

RDS