El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió el jueves hasta un máximo de 33 meses y cerró su mejor mes de enero en 15 años, ante la buena tónica del sector bancario que contrarrestó los pobres resultados de referentes como Nintendo.

El Nikkei cerró con un alza de 24.71 puntos, un 0.22%, a 11,138.66 unidades.

RDS