El índice Nikkei cortó una racha de siete descensos seguidos, reforzado por los futuros y una cobertura de posiciones cortas una vez superado el nivel de 9,500 puntos.

El alza de las acciones chinas, con los bancos al frente, ayudó a un mercado japonés que aguarda esta semana las cifras de PIB y préstamos bancarios de China esta semana.

El índice Nikkei cerró con alza de 66.05 puntos, un 0.70%, a 9,524.79 tras abrir a 9,486.19 y oscilar entre 9,541.04 y 9,449.49.

RDS