Las acciones japonesas cayeron este viernes después de que el Banco Central Europeo incumplió las expectativas de un mayor estímulo, lo que provocó unas ventas generalizadas cuando el dólar se debilitó frente al yen.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 2.2%, a 19,504.48 puntos, alcanzando su nivel más bajo en casi tres semanas y sufriendo su mayor declive diario desde el 29 de septiembre.

NOTICIA: Nikkei supera los 20,000 puntos, primera vez desde agosto

El referencial sufrió su primera pérdida semanal en siete semanas, retrocediendo un 1.9 por ciento.

En particular decepcionó la ampliación del programa de compra de deuda hasta marzo de 2017, pues se esperaba que también fuera en su monto.

Los inversionistas japoneses temen que el Banco de Japón, en su propio programa de estímulos y de política monetaria, siga al BCE y se muestre conservador, señaló Chihiro Ota, gerente general de investigación de inversiones en SMBC Nikko Securities Inc.

NOTICIA: Nikkei cae en medio de preocupaciones sobre China

Ahora los inversionistas esperan los datos de empleo de Estados Unidos, la última pieza de los principales datos del mercado laboral norteamericano antes de confirmar si la Reserva Federal subirá los tipos en su cita de mediados de diciembre, así como la cumbre de la OPEP de este viernes.

La Primera Sección del Indice de Precios (Topix) bajó 28.92 puntos y se ubicó en 1,574.02 unidades, mientras la Segunda Sección perdió 44.08 puntos y se colocó en 4,803.31 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

NOTICIA: Nikkei cae; bolsa de Shanghái se desploma 5.48%

En tanto, los principales indicadores chinos cerraron este viernes con bajas. El Shanghai Composite Index cayó 59.83 puntos (1.67%) para cerrar en 3,524.99 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component retrocedió 118.21 puntos (0.95%) para ubicarse en 12,329.18 unidades, informó la agencia Xinhua.

erp