El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió hasta su máximo nivel desde principios de julio y se estabilizó sobre los 9,000 puntos tras una cobertura de posiciones cortas en las empresas exportadores por el debilitamiento del yen contra el dólar.

El Nikkei cerró con alza de 167.72 puntos, un 1.88%, a 9,092.76 unidades.

Los mercados bursátiles de Asia subían mayormente el jueves después que las declaraciones del primer ministro de China aumentaran la esperanza de una mayor acción para impulsar a la segunda economía mundial.

El primer ministro Wen Jiabao señaló que la actividad industrial mejora y el empleo se mantiene estable. Sus comentarios emitidos el miércoles durante una visita al este de China fueron difundidos por la agencia noticiosa estatal Xinhua. "Tenemos las condiciones y la capacidad", destacó Wen para cumplir con el objetivo de crecimiento de la economía en un 7.5 por ciento.

Eso intensificó la expectativa de que el Banco Popular de China ya sea limitará el nivel de fondos que los bancos deben tener en sus reservas o reducirá las tasas de interés.

"Creo que es probable que reduzca las tasas de interés porque aún desean un descenso en los precios en el sector privado", destacó Andrew Sullivan, principal corredor de la firma Piper Jaffray de Hong Kong.

RDS