El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió un 2.4% el martes hasta su máximo nivel desde el terremoto y el tsunami del 11 de marzo del 2011, apoyado por las señales de que la Reserva Federal podría mantener vigente su política monetaria ultra laxa.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo que la economía estadounidense debe crecer más rápido para bajar la tasa de desempleo, defendiendo así la política del banco central de unos tipos de interés bajos.

El Nikkei cerró con un alza de 236.91 puntos, un 2.36%, a 10,255.51 unidades.

RDS