Las acciones japonesas subieron el martes hasta cerca de su máximo en un mes, lideradas por las automotrices después de que el presidente chino, Xi Jinping, prometió rebajar los aranceles a la importación de productos como los autos, palabras que ayudaron a rebajar la tensión comercial con Estados Unidos.

Los comentarios se produjeron tras una semana de amenazas de subidas de aranceles por la frustración estadounidense ante las políticas comerciales y de propiedad intelectual de China, agitando los mercados financieros y creando temores de un daño potencial al crecimiento global.

El índice Nikkei ganó un 0.5%, a 21,794.32 puntos, su cierre más elevado desde el 15 de marzo, pero por debajo de su máximo intradía, de 21,933.99 puntos.

El mercado abrió a la baja, pero avanzó tras el discurso de Xi, en el que también dijo que elevará el límite de propiedad extranjera en el sector automotriz "lo antes posible" e impulsará medidas previamente anunciadas para abrir el sector financiero.

"Dio más detalles de lo que esperaba el mercado", dijo Nobuhiko Kuramochi, estratega de Mizuho Securities. "El mercado estaba atento a sus menciones sobre algunos sectores como los autos y las finanzas, y parece haber dado detalles suficientes como para satisfacer a los inversores".

El sector de equipos de transporte ganó un 1.4%, con una subida igual de Toyota Motor Corp, un alza del 2.6% de Honda Motor Co y un avance del 0.8% de Mazda Motor Corp.

Las compañías con amplia exposición a China también subieron. El fabricante de robots industriales Fanuc Corp mejoró un 3.3%, el de herramientas para maquinaria Okuma repuntó un 4% y el de maquinaria para la construcción Komatsu se empinó un 2.9 por ciento.

El índice general Topix ganó un 0.4% hasta los 1,731.94 puntos.

erp