El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió a un máximo de una semana el lunes gracias a la debilidad del yen.

El Nikkei .N225 cerró con un alza de 1.8%, a 14,718.34 puntos, su nivel de cierre más alto desde el 31 de enero y alejándose de un mínimo de cuatro meses de 13,995.86 unidades que alcanzó la semana pasada.

Los analistas dijeron que la confianza fue positiva ya que los operadores restaron importancia a unos débiles datos de empleo en Estados Unidos reportados el viernes, esperando que las cifras de enero sean revisadas al alza el próximo mes, lo que garantizaría que el plan de la Reserva Federal de disminuir de manera constante su estímulo se mantenga intacto.

Pero el volumen de negocios alcanzó un mínimo de tres semanas en momentos en que los inversores permanecían cautelosos ante el testimonio de la nueva presidenta de la Fed, Janet Yellen, más tarde en la semana.

La Primera Sección del Índice de Precios (Topix) ganó 15.14 puntos y se ubicó en 1,204.28 unidades, mientras la Segunda Sección subió 32.23 puntos y se colocó en 3,626.59 unidades, informó este lunes la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este lunes al alza, en donde el Shanghai Composite Index sumó 41.57 puntos, 2.03%, para cerrar en 2,086.07 unidades, mientras el Shenzhen Component Index avanzó 195.59 puntos, 2.57%, para ubicarse en 7,812.16 enteros, informó la agencia Xinhua.

Con información de Notimex

mac