Las acciones de Japón cayeron este jueves por cuarto día consecutivo después de que el banco central chino devaluó al yuan, lo que provocó una fuerte apreciación del yen y remeció a inversores ya nerviosos por tensiones geopolíticas.

El promedio de acciones Nikkei cayó un 2.3%, a 17,767.34 puntos, su nivel de cierre más bajo desde el 2 de octubre de 2015.

NOTICIA: Bolsas de China y Japón cierran con ligeras pérdidas

Los precios de las acciones chinas se desplomaron un 7% poco después de la apertura, lo que llevó a que se interrumpieran las transacciones en todo el país por segunda vez esta semana.

El dólar se depreció hasta un 0.7%, a 117.66 yenes, un nivel que no había alcanzado desde fines de agosto, lo que golpeó a las acciones líderes de la Bolsa de Tokio y a las de empresas exportadoras.

Hasta este jueves, el mercado japonés había perdido un 6.7% desde comienzos de año, la mayor caída entre mercados desarrollados hasta ahora. La confianza de los operadores se ha visto golpeada por la realización de una prueba nuclear por parte de Corea del Norte y la escalada de las tensiones entre Arabia Saudita e Irán.

NOTICIA: Alzas en NY impulsan al Nikkei y gana 0.25% en apertura

Los títulos de la automotriz Toyota Motor Corp cayeron un 2.6%, los de Honda Motor Co bajaron un 3.1% y los de Panasonic Corp, un 2.3 por ciento.

El índice más amplio Topix perdió un 2.1%, a 1,457.94 puntos, mientras que el índice JPX-Nikkei 400 declinó un 2.2%, a 13,121.96 unidades.

erp