La Bolsa de Valores de Tokio cerró este lunes a la baja, con lo que puso fin a una racha positiva de nueve jornadas tras la caída en Wall Street el viernes, pero las pérdidas se redujeron en medio de expectativas de compra de acciones por el Banco de Japón.

El índice Nikkei se mantuvo en territorio negativo a lo largo de día, siguiendo las débiles acciones estadunidenses luego de que el Departamento de Comercio dijo el viernes que los ingresos de vivienda cayeron 18.7% en noviembre.

NOTICIA: Nikkei cierra al alza a la espera de la Reserva Federal

Los datos, que estaban por debajo de las expectativas del mercado, pesaron sobre la economía de los Estados Unidos y sobre las acciones mundiales.

El mercado era propenso a bloquear ganancias después de que el Nikkei subió por nueve sesiones seguidas, pero el optimismo sobre las perspectivas del mercado limitó el inconveniente.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador tokiota, cerró sus operaciones con una pérdida de 9.55 puntos (0.05%), para ubicarse en 19,391.60 unidades.

NOTICIA: Nikkei liga su sexta alza consecutiva

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 1.61 puntos y se ubicó en 1,549.06 unidades, mientras la Segunda Sección restó 6.3 puntos y se colocó en 5,084.47 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este lunes a la baja, en donde el Shanghai Composite Index descendió 4.90 puntos, 0.16%, para cerrar en 3,118.08 unidades, mientras el Shenzhen Component Index cayó 51.60 puntos, 0.50%, para ubicarse en 10,283.16 enteros, informó la agencia Xinhua.

werp