El índice Nikkei subió un 1.0% después de unos buenos resultados de empresas en Estados Unidos, aunque el apetito por el riesgo se vio frenado por la incertidumbre en torno a Europa y las reuniones de algunos bancos centrales esta semana.

El índice Nikkei cerró con alza de 92.97 puntos, un 0.98%, a 9,561.01 tras abrir a 9,578.42 y oscilar entre 9,530.02 y 9,582.73.

RDS