El índice Nikkei de la bolsa de Tokio superó los 9,700 puntos por primera vez en ocho meses, liderado por las empresas exportadoras en un contexto bajista del yen por las expectativas de una agresiva rebaja del Banco de Japón de su política monetaria tras las elecciones del domingo.

El optimismo en torno a la ayuda de una yen más débil a los resultados de las exportadoras y las tecnológicas provocaba advertencias de una corrección en el corto plazo.

El Nikkei subió 161.27 puntos, un 1.68%, a 9,742.73 unidades.

RDS